Sistema de reciclaje completo: Producir Bokashi con los restos de la cocina

La gestión de la basura, recogida y eliminación, supone un gasto económico considerable tanto para los municipios como para la ciudadanía, además de ser uno de los grandes problemas ambientales de las áreas urbanas y rurales. Teniendo en cuenta que los restos orgánicos que se generan en cada hogar comprenden el 40 % de la bolsa de basura, su no reciclaje significa una gestión ambiental y económica poco inteligente. La tecnología de los «Microorganismos Eficientes» permite establecer un sistema de reciclaje perfecto por las ventajas ambientales y económicas que aporta: Al transformar los residuos biológicos mediante fermentación se evita la putrefacción, generadora de enfermedades, y se elimina su incineración, emisora de CO2. Los beneficios económicos que conlleva el reciclaje de los restos orgánicos de la cocina van desde la obtención de un producto aprovechable (abono ecológico de alta calidad, esto es, materia prima), pasando por la reducción del gasto público destinado a la recogida y quema de basura, la creación de empleo en un sector en auge como es el de la industria del reciclaje, hasta la eliminación de la pérdida económica que conlleva la incineración de los residuos orgánicos. Actualmente, el principal obstáculo que impide la puesta en marcha de un dispositivo de reciclaje que implique a todos los agentes políticos, sociales y económicos es la consideración de los restos orgánicos como un producto no utilizable, es decir, sin valor económico.

cubo

En Japón conocen bien estas ventajas ambientales, sociales y económicas que conlleva el reciclaje de los restos orgánicos alimenticios, donde en muchos municipios ya está plenamente instaurado y con gran éxito la elaboración de Bokashi con Microorganismos Eficientes. Como nos relata Franz-Peter Mau en su libro EM. MICROORGANISMOS EFECTIVOS, ante la continuada subida del gasto público dedicado a la recogida y eliminación de basuras, numerosos municipios japoneses han estado buscando durante décadas una posible solución al problema de los residuos. Entre esas posibles soluciones se ha estado descartando rotundamente la utilización de incineradoras por su frecuente inviabilidad y por el cada vez mayor convencimiento entre la ciudadanía del sin sentido económico que supone la quema de residuos orgánicos.

En la ciudad japonesa de Kani, una iniciativa ciudadana evitó la edificación de una incineradora de residuos y, tras comprobar la efectividad de la tecnología de los Microorganismos Eficientes decidieron proponerlo a las autoridades públicas como solución a los problemas residuales. En las reuniones entre autoridades y ciudadanía se planeó que cada hogar fermentara sus restos biológicos con los Microorganismos Eficientes utilizando cubos Bokashi profesionales. De este modo, el Bokashi recogido por las autoridades públicas se empezó a emplear como fertilizante ecológico en parques y zonas verdes municipales, o bien se ofreció a agricultores permitiéndoles adquirir un buen abono natural a bajo coste enriqueciendo el estado del suelo cultivable, a la par que el gasto público destinado a la recogida de basura iba disminuyendo. Asimismo, el líquido que se obtiene al fermentar los restos orgánicos en el cubo Bokashi, se emplea como abono líquido y como desatascador de desagües, posibilitando la limpieza de los canales y, gradualmente, ríos y mares, mitigando la sobresaturación de las plantas depuradoras.

Las autoridades públicas predijeron un aumento anual de 1000 toneladas de desechos orgánicos, sin embargo, durante el primer año se redujeron 1000 toneladas, de modo que finalmente se eliminaron un total de 2000 t menos de residuos biológicos domésticos. De esta manera se inició un sistema de reciclaje eficiente al poner en práctica una solución ecológica y económica al problema de los residuos. Antes de la aplicación de este sistema de reciclaje, Kani se posicionaba como una de las ciudades japonesas con mayor deuda pública; diez años después se encuentra en una situación de deuda cero, pudiéndose destinar el presupuesto que anteriormente se dedicaba a la eliminación de los residuos orgánicos a otras áreas de actividad e interés público (educación, sanidad, etc.) En la actualidad, este sistema se utiliza en multitud de municipios de Japón.

_15

El reciclaje de los restos orgánicos favorece significativamente no solo la reducción del impacto medioambiental y del gasto público, sino que también impulsa el desarrollo económico y socio-comunitario, ya que el exceso de bokashi que podamos producir en nuestros hogares y que no necesitemos se puede utilizar en la biofertilización de zonas verdes municipales, reverdeciendo el paisaje urbano y, de este modo, convirtiendo nuestras ciudades en espacios más habitables, u ofrecerlo a a agricultores/as locales, regenerando la economía local, colaborativa y ecológica. Es necesario recordar que a la hora de ofrecer nuestro bokashi sobrante para su aplicación en espacios públicos o privados lo entreguemos mezclado con una solución de microorganismos regenerativos, para que al extenderlo en una superficie tenga la cantidad idónea de microorganismos beneficiosos.

En la mayoría de los países, el establecimiento de este sistema de reciclaje completo que propicia esta tecnología microbiana requiere todavía introducirse y organizarse; estando precedida necesariamente por una toma de conciencia ecológica. Por tanto, iniciar una transición real hacia sociedades más sostenibles pasa por la incorporación de un sistema de reciclaje eficaz integrado transversalmente en las políticas públicas y en toda la sociedad.

2014-03-10_20h19_34

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s