Microorganismos beneficiosos y efectivos para una agricultura sostenible

2013-12-22_18h57_57

Hacia una agricultura sin sustancias químicas y con cosechas óptimas de cultivos de alta calidad

En sentido amplio, la agricultura no es una actividad que lo deja todo a cargo de la naturaleza sin intervención alguna. Más bien es una actividad humana en la que el agricultor intenta integrar ciertos factores ecológico-agrícolas y entradas de producción para cultivos óptimos y producción ganadera. De esta manera, es razonable asumir que los agricultores deberían de estar interesados en los modos y medios de controlar los microorganismos beneficiosos del suelo como un componente importante del ambiente agrícola. No obstante, esta idea ha sido a menudo rechazada por los naturalistas y defensores de los cultivos naturales y la agricultura orgánica. Ellos argumentan que los microorganismos beneficiosos del suelo incrementaran de forma natural cuando las correcciones orgánicas como el carbono, la energía y los recursos nutritivos son aplicados en los suelos. Ciertamente, esto podría ser verdad en donde una abundancia de materiales orgánicos estuviera disponible enseguida para reciclaje, lo cual a menudo sucede en agricultura a pequeña escala. Sin embargo, en la mayoría de los casos, los microorganismos del suelo, beneficiosos o perjudiciales, han sido a menudo ventajosamente controlados cuando los cultivos en diversas zonas ecológico-agrícolas han crecido y han sido cultivados en una secuencia adecuada (ej.: rotación de cultivos) y sin el uso de pesticidas. Esto explicaría porque los científicos han estado interesados durante mucho tiempo en el uso de los microorganismos beneficiosos como los inoculantes del suelo y plantas para cambiar el equilibrio microbiológico de manera que se aumente la calidad del suelo y de la cosecha, y la calidad de los cultivos (Higa y Wididana, 1991b; Higa, 1994:1995).

El propósito del cultivo de cultivos es mejorar la producción, protección y la calidad de los mismos. Cultivos mejorados junto con mejores prácticas culturales y de manejo han hecho posible el crecimiento de una amplia variedad de cultivos agrícolas y hortícolas en zonas donde nunca había habido viabilidad económica ni cultural. El cultivo de éstos en tales ambientes diversos ha contribuido significativamente a suministros estables de comida en muchos países. Sin embargo, es algo irónico que los nuevos cultivos casi nunca han sido seleccionados en consideración de sus cualidades nutrientes o biodisponibilidad después de la ingestión (Hornick, 1992).

El crecimiento y desarrollo de los cultivos está estrechamente emparentado a la naturaleza de la microflora del suelo, sobre todo aquella en cercana proximidad a las raíces de la planta, por ejemplo, el rizoesfera. De esta manera, será difícil superar las limitaciones de las tecnologías agrícolas convencionales sin el control de los microorganismos del suelo. Este particular principio además está reforzado porque la mayoría de formas de vida sobre la tierra y sus medio ambientes están sostenidos por microorganismos. La mayoría de actividades biológicas son influenciadas por el estado de estas invisibles y minúsculas unidades de vida. Por consiguiente, para incrementar significativamente la producción de comida, es esencial desarrollar cultivos con capacidades genéticas mejoradas (ej.: mayor potencial de cosecha, resistencia a enfermedades, y calidad nutritiva) y con un mejor alto nivel de competitividad medioambiental, especialmente bajo condiciones de estrés (ej.: baja pluviometría, altas temperaturas, deficiencias nutritivas, y crecimiento de mala hierba agresiva).

2013-12-22_18h50_31

Para realzar el concepto de control y uso de microorganismos beneficiosos para la producción de cultivos, se debe integrar armoniosamente los elementos esenciales para el crecimiento de plantas y cosechas, incluyendo la luz (intensidad, fotoperiodicidad y calidad), dióxido de carbono, agua, elementos nutritivos (orgánico e inorgánico), tipo de suelo y microflora del suelo. A causa de estas interrelaciones vitales, es posible prever una nueva tecnología y una sistema de energía más eficiente de producción biológica.

La baja eficiencia en la producción agrícola está estrechamente relacionada con la pobre coordinación de la conversión de energía que, sucesivamente, está influenciada por los factores fisiológicos del cultivo, el medio ambiente y otros factores biológicos incluyendo los microorganismos del suelo. El suelo y la microflora rizoesfera pueden acelerar el crecimiento de las plantas y acrecentar su resistencia a enfermarse y a los insectos perjudiciales gracias a la producción de sustancias bioactivas. Estos microorganismos mantienen el crecimiento ambiental de plantas, y podría tener efectos secundarios en la calidad de los cultivos. Una amplia gama de resultados es posible dependiendo de su predominio y actividades en cada momento. No obstante, hay un creciente consenso de que es posible alcanzar cosechas de cultivos de alta calidad y de máxima rentabilidad, con más altas ganancias netas, sin la aplicación de fertilizantes y pesticidas químicos. Hasta hace poco, esto no era pensado como una muy probable posibilidad usando los métodos agrícolas convencionales. Sin embargo, es importante reconocer que las mejores prácticas de manejo de cultivos y del suelo para lograr una agricultura más sostenible también aumentarán el crecimiento, número y actividades de microorganismos beneficiosos del suelo que, sucesivamente, pueden mejorar el crecimiento, las cosechas y la calidad de los cultivos (Academia Nacional de Ciencias, 1989; Hornick, 1992; Parr et al., 1992).

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Julio Alberto Mero Muñoz dice:

    Los EM son la mejor alternativa para la agricultura, ganaderia, acuicultura y remediacion ambiental. Actuamente en la Facultad de Ingenieria Agronomica decla Universidad Tecnica de Manabi se los vienen utilizandos en varios cultivos horticolas y en la elaboracion de abonos organicos con exelentes resultados

    1. Buenos días,

      Muy interesante lo que nos comenta. Nosotros utilizamos también los Microorganismos Eficentes en cultivo hortícola, frutales y elaboración de abono orgánico y también hemos tenido muy buenos resultados. Nos encantaría que nos facilitara publicaciones online sobre las investigaciones que han desarrollado con relación al uso de esta tecnología para divulgarlas en nuestro blog.

      Muchas gracias y un saludo cordial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s