Funcionamiento de los Microorganismos Eficientes

soup_of_bacteria

El profesor Higa descubrió que la sinergia de distintos tipos de microorganismos produce mayores beneficios saludables, tanto para el medio ambiente como para los seres vivos, que los producidos por los microorganismos de forma autónoma. Todas las especies seleccionadas para formar el combinado de los Microorganismos Eficientes (bacterias fotosintéticas, ácido lácticas, actinomicetes, levaduras y hongos de fermentación) desempeñan funciones esenciales, aunque el pilar de esta tecnología sería la bacteria fotosintética, ya que es la que sustenta las actividades realizadas por el resto de microorganismos. Por otra parte, la coexistencia de estos microorganismos hace que todos progresen, es decir, que saquen provecho de la vida en común, puesto que cada una de ellas utiliza para sí misma varias de las sustancias generadas por los otros microorganismos.

En este cóctel microbiano, conviven microorganismos anaeróbicos (organismos que no necesitan oxígeno) y aeróbicos (organismos que necesitan oxígeno), cuyo resultado es la complementaridad mutua y, a la vez, la prosperidad de todos a través de su simbiosis. Su dinámica es la siguiente: el metabolismo de las bacterias anaeróbicas origina la fermentación, las bacterias aeróbicas descomponen la materia orgánica mediante el oxígeno, lo que provoca un olor fuerte, y las bacterias neutrales actúan como anaeróbicas o aeróbicas. En esta comunidad microbiana, la complementaridad entre la azotobacteria, la cual necesita oxígeno para vivir, y la bacteria fotosintética, que puede vivir sin oxígeno, se produce porque las azotobacterias se nutren de la materia orgánica, cuyos excrementos son comidos por las bacterias fotosintéticas, y la excreción de estas son comidas por las azotobacterias. De este modo, las dos especies de microorganismos siguen subsistiendo. La tecnología ME o Microorganismos Eficientes logra suprimir, por ejemplo, el mal olor de la orina y limpiar el agua desechada, teniendo en cuenta que los microorganismos anaeróbicos se han desarrollado anteriormente en sustancias contaminantes del medio ambiente terrestre, incluyendo el amoniaco, dióxido de carbono y gas metano.

Esta comunidad simbiótica de microorganismos creada artificialmente no actúa de manera aislada, ya que cuando estos microorganismos se desarrollan como colectivo dentro del suelo, los microorganismos autóctonos de ese suelo empiezan a trabajar de la misma manera que los Microorganismos Eficientes. De este modo, la rivalidad queda monopolizada por los microorganismos regeneradores, fomentando el crecimiento de la microflora y el equilibrio microbiano y suprimiendo los patógenos y las enfermedades generadas en los suelos. En simbiosis con las plantas, los Microorganismos Eficientes cohabitan junto a otras bacterias beneficiosas en las raíces de las plantas, ya que para desarrollarse utilizan sustancias producidas por las raíces, como ácidos orgánicos, aminoácidos, carbohidratos y enzimas, suministrando al mismo tiempo a las plantas ácidos nucleicos, aminoácidos, hormonas y una elevada dosis de vitaminas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s