Qué es la Tecnología de los Microorganismos Eficientes

aerobias-2

Los Microorganismos Eficientes (Effective Microorganisms) son un cultivo tecnológico que junta distintas especies de microorganismos beneficiosos aeróbicos (organismos que pueden vivir con oxígeno) y anaeróbicos (organismos que no necesitan oxígeno para vivir). Sembrados en un medio líquido, esta combinación inteligente contiene alrededor de ochenta tipos de microorganismos, siendo mayoritariamente bacterias fototrópicas o fotosintéticas, bacterias del ácido láctico, hongos y levaduras de fermentación, y actinomicetos; microorganismos muy integrados en la cultura humana, ya que se llevan utilizando en la preparación de alimentos y en la medicina desde la antigüedad.

Los Microorganismos Eficientes (ME) son una Tecnología ecológica adecuada y completamente inofensiva, puesto que se elabora únicamente con microorganismos existentes en la naturaleza que desempeñan funciones favorables para la salud de los ecosistemas y seres vivos, sin que haya ninguna manipulación genética en su preparación. La seguridad de esta tecnología y sus aplicaciones ha sido constatada por numerosos institutos de investigación internacionales. La sorprendente eficacia de esta tecnología reside en la mezcla biológica artificial de microorganismos aeróbicos y anaeróbicos, ya que esta combinación no se da en la naturaleza, de manera que, al unirse adquieren una potente capacidad que regenera los desequilibrios existentes en ecosistemas y organismos; capacidad que, sin embargo, estos microorganismos no tienen por sí solos. Estos microorganismos efectivos actúan complementándose unos con otros: En contacto con la materia orgánica, los ME generan un campo de resonancia que ordena dicha materia, segregando simultáneamente sustancias beneficiosas como ácidos orgánicos, antioxidantes, minerales y vitaminas. El resultado es que limpian el medio de elementos tóxicos y gérmenes patógenos, puesto que se alimentan de estos, transformando los residuos en antioxidantes beneficiosos para ecosistemas y organismos.

En la Tierra, como resultado de la evolución, se ha desarrollado una exuberante diversidad de seres vivos, recursos naturales, minerales, etc. El planeta tiene mecanismos autorreguladores para mantener el equilibrio entrópico, condición sin la cual no es posible la existencia de vida. Del mismo modo, la biosfera posee la capacidad para autorregenerarse gracias a los seres microscópicos, cuya función ecológica es la de mineralizar y reciclar la materia orgánica en descomposición en nutrientes inorgánicos aprovechables por los productores primarios, completándose, de este modo, el ciclo de la materia y la cadena trófica. Sin embargo, el ciclo anual de la naturaleza está siendo perturbado por la actividad humana, de tal manera que la superabundancia de contaminantes y óxidos de origen antropogénico está quebrando la estabilidad entrópica, lo que pone en grave riesgo el proceso natural del planeta. El incremento exponencial de contaminantes y sustancias tóxicas provocará la aparición continuada de gérmenes patógenos que desencadenarán plagas y epidemias irremediables, amenazando seriamente la vida terrestre. En este escenario de deterioro ambiental global, la tecnología ME aparece como una potente alternativa ecológica en el terreno tecnológico, siendo muchas las experiencias en las que se ha comprobado con éxito cómo los Microorganismos Eficientes son capaces de restaurar el equilibrio microbiano que posibilita la regeneración de cualquier medio contaminado por la elevada oxidación. Esta tecnología ecológica revoluciona completamente el paradigma tecnológico, puesto que su poder antioxidante logra hacer frente y detener la alta oxidación que está intoxicando al planeta y a los seres vivos. Para el profesor Higa los Microorganismos Eficientes son los grandes generadores de «Sintropía» o creadores del orden implícito que guarda la vida y revierte la entropía.

Los Microorganismos Eficientes son una innovadora biotecnología ecológica, asequible, natural y eficiente, cuya enorme capacidad reparadora sobre la materia orgánica posibilita su aplicabilidad en infinidad de ámbitos:

Aplicados en la agricultura orgánica, los Microorganismos Eficientes, gracias a sus efectos antioxidantes, proporcionan excelentes condiciones para conseguir un aumento de la producción de forma sostenible, ya que aceleran la descomposición de la materia orgánica e incrementan la cantidad de humus. Este proceso mejora el equilibrio natural de la tierra transformando su macro y microflora. De esta manera, una tierra enferma puede ser regenerada completamente, llegando a transformarse en tierra azimogénica. La idoneidad de los ME para ordenar la materia orgánica permite también frenar la pérdida de suelo fértil debido a la deforestación y a la desertización, porque además de reestablecer la estabilidad natural de la tierra, algunos de estos microorganismos eficientes generan sustancias bioactivas, como vitaminas, hormonas y enzimas, que fomentan el crecimiento y la salud de las plantas, posibilitando la repoblación del terreno.

Por otro lado, el uso de los Microorganismos Eficientes propicia el Desarrollo ecoindustrial, puesto que su elevada capacidad antioxidante descarta la utilización de herbicidas, pesticidas y abonos químicos agrícolas en los cultivos industriales, lo que supondría una reducción considerable en la emisión de sustancias contaminantes. Además, esta técnica limpia los deshechos de las granjas de animales, mejora la salud de estos y elimina los malos olores. Con respecto a la contaminación de los acuíferos, estos microorganismos pueden limpiar las aguas de ríos, mares, piscinas, depuradoras, etc., así como reciclar las aguas residuales, aportando un tratamiento ecológico y eficaz al saneamiento y mejora de la calidad del agua que consumimos. La función regeneradora de estos microorganismos permite incluso librarse del uso de cloro y productos químicos en el mantenimiento de piscinas. Más aún, actualmente se están utilizando en el territorio afectado por el accidente nuclear de Fukushima para suprimir la radiactividad.

La excelente disposición de estos microorganismos eficientes para reciclar la materia orgánica podría reducir a cero los residuos orgánicos que generamos, puesto que esta técnica transforma dichos residuos en recursos para la elaboración, por ejemplo, de compost de alta calidad. Ante el grave problema ambiental que supone la acumulación de basura, el uso de esta tecnología permitiría reducir considerablemente los desechos en el planeta al reciclar el 100% de los residuos orgánicos. Extendiendo su utilización hasta el entorno cotidiano, los Microorganismos Eficientes pueden ser usados también para la limpieza doméstica, lo que disminuiría la toxicidad en nuestras casas. Con relación a su empleo para la mejora de la salud humana, se ha comprobado que la cualidad antioxidante de uno de los compuestos elaborado con Microorganismos Eficientes es capaz de fortalecer nuestro sistema inmunológico.

Si se integrara esta tecnología ecológica en todos los ámbitos estratégicos y esenciales de la sociedad, como la agricultura orgánica, gestión de residuos, eliminación de sustancias contaminantes, procesos industriales y en la depuración de aguas, el tránsito hacia sociedades humanas sostenibles, saludables y equitativas sería viable. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s