Tercera Ley de la Ecología: La naturaleza es la más sabia

compost

En Ecología, el equilibrio está en la interdependencia. La Ciencia ecológica investiga las complejas interacciones de los seres vivos y sus comunidades en el medio ambiente en el que habitan. Desde su perspectiva, dichas interacciones componen el proceso de la vida, conceptualizada como una lucha permanente de los seres vivos por adaptarse a un medio físico limitado y en continuo cambio.

El fundamento de la Ecología es la relación entre cinco elementos básicos: biosfera, biodiversidad, ecosistema, hábitat y nicho ecológico. La biosfera es el revestimiento del planeta compuesto de tierra, agua y aire que, gracias a la energía que recibe del sol, se constituye como el espacio vital terrestre en el que seres vivos y medio ambiente se interrelacionan. Según determinadas características naturales, la biosfera se estructura en ecosistemas, sistemas ecológicos dinámicos y con cierta autonomía formados por una comunidad biótica (plantas, animales y microorganismos) y su medio ambiente (elementos físicos, climatológicos y biogeográficos), cuya estabilidad sistémica es sostenida por una relación de interdependencia. Estas interacciones se producen en la totalidad de la biosfera, desde la escala local a la global en los sistemas ecológicos, y comprenden las reacciones ecológicas de los individuos, la movilidad y la estructura biológica y organizativa de las poblaciones, y el flujo de materia y energía entre los seres vivos y el medio ambiente a través de los ecosistemas.

La biosfera terrestre es un gran ecosistema que acoge a millones de seres vivos, siendo su excepcionalidad la abundante diversidad biológica que posee como resultado de un largo proceso evolutivo. Esa gran biodiversidad comprende todo el conjunto de ecosistemas y especies. En un ecosistema, la subsistencia de toda la colectividad depende de la función ecosistémica que realiza cada organismo y cada especie; esa función esencial es el nicho ecológico. La especificidad funcional de una especie en coexistencia con las otras y sobre el medio en el que habitan depende de su adaptación biológica y estructural, así como de su comportamiento. La biosfera, como ecosistema global, es la envoltura de la Tierra en la que los seres vivos interaccionan para reproducirse, protegerse y alimentarse, obtienen nutrientes del medio y al mismo tiempo son alimento de otras especies.

En esa red de interrelaciones que es la vida, cada nicho ecológico colabora en el mantenimiento del equilibrio del ecosistema; equilibrio que es sustentado en una interacción recíproca. Un ecosistema está formado por un conjunto de hábitats. Un hábitat es el entorno en el que conviven varias especies y en el que desempeñan sus nichos ecológicos. Sus condiciones ecológicas particulares permiten que una especie, adaptada a esas condiciones, pueda vivir y reproducirse, caracterizándose por tener factores físico-químicos ambientales análogos, denominados factores abióticos (precipitaciones, temperatura, etc.) y por el conjunto de interacciones entre las especies que cohabitan, factores bióticos.

En síntesis, la ciencia de la Ecología se asienta en diversas perspectivas en su concepción de la vida:

  • Como conjunto de tres elementos: organismo-medio-función, enfoque proporcionado por Charles Darwin en «El origen de las especies».

  • Como fenómeno colectivo: la adaptación de los seres vivos a las condiciones ambientales y físicas del medio es una función comunal.

  • Como sistema cambiante y diverso: el desarrollo de la vida, entendida como lucha por la supervivencia, se produce a través de los diferentes procesos de transformación de los seres vivos y del medio físico; procesos condicionados por la capacidad de adaptación de los organismos a su entorno natural.

  • Como sistema mantenido por un frágil equilibrio basado en la interdependencia: equilibrio ecológico entre el aspecto dinámico y el aspecto estático de los ecosistemas.

La Ecología estudia las interrelaciones entre el ser vivo y el medio ambiente. Los ciclos biogeofísicos establecen esas interrelaciones, ya que como procesos cíclicos de composición-descomposición de elementos químicos (oxígeno, hidrógeno, nitrógeno, azufre, calcio, etc.) fluyen entre los seres vivos y el medio ambiente (biomasa, ecosistemas acuáticos y atmósfera) en los ecosistemas. El flujo de materia y energía es esencial para la renovación de la biosfera. El ciclo de la materia es cerrado; la cantidad de materia que existe en la biosfera es invariable, es decir, no hay pérdida de materia, pero sí transformación de su estado químico mediante los ciclos biogeoquímicos: de su estado básico o elemental, la materia cambia a una composición inorgánica, transformándose posteriormente en compuesto orgánico para regresar de nuevo a su estado elemental. El ciclo de la energía es abierto; la energía y los nutrientes circulan a lo largo de la cadena trófica, sin embargo, la energía consumida por los seres vivos para desarrollar sus funciones biológicas no se recupera, se convierte en energía calorífica que desaparece.

Las comunidades de microbios son los seres vivos responsables de la renovación de la materia: desempeñan la función ecosistémica de mineralizar la materia orgánica en estado de putrefacción y recomponerla en materia inorgánica aprovechable por los organismos fotosintéticos, reanudando el ciclo de renovación-asimilación de nutrientes en la naturaleza. Estos procesos microbianos de reciclaje de la materia se producen de diversas formas dependiendo de las condiciones medioambientales (temperatura, nutrientes, tipo de microbios predominante, etc.), y se desarrollan constantemente y en todas partes. La mayor parte de la biomasa terrestre está formada de comunidades de microbios. Estos son en su mayoría neutrales y solamente una pequeña proporción es la que determina que un medio esté sano o enfermo, según los microbios que dominen; si dominan los microbios regeneradores, los neutrales les seguirán y el medio estará saludable, si dominan los patógenos, serán seguidos por la mayoría neutral y el medio enfermará.

El equilibrio microbiano es el que permite la salud de la biosfera, de modo que un poblamiento de suelos, medio físico y seres vivos por una microbiocenosis (comunidades bióticas de microbios) equilibrada equivale a un estado de higienización en el que los microbios beneficiosos impiden la proliferación de los microbios patógenos. Los contaminantes que emitimos, tales como los agrotóxicos o pesticidas, la inmensa cantidad de productos químicos que empleamos y consumimos en nuestra vida cotidiana en los alimentos, productos de limpieza, desinfectantes, cosméticos, productos de aseo, medicamentos, etc., tienen un grave impacto ambiental sobre la salud de los ecosistemas, de los seres vivos que cohabitan en ellos, y por supuesto, de la especie humana, debido a que estas sustancias químicas eliminan todos los microbios, incluidos los beneficiosos, alterando el equilibrio microbiano. Bajo estas condiciones antihigiénicas, aumentan las posibilidades de ocupación y reproducción de los microbios patógenos causantes de infecciones, como consecuencia de la inexistencia de microbios benignos que puedan combatirlos. Un medio sano e higiénico no es inexistencia de microbios sino equilibrio microbiano.

«En la naturaleza no hay residuos»; el medio recicla los excedentes del subsistema y coetáneamente este se alimenta del medio. La renovación de los nutrientes que son indispensables para los ecosistemas se produce mediante los ciclos biogeoquímicos y la energía solar que continuamente llega a la biosfera terrestre. En ese proceso circular de composición-descomposición de elementos químicos, los microorganismos elaboran la función ecológica de renovación de la materia, esencial para la conservación de los nutrientes que garantizan la supervivencia en el planeta. Sin la interacción de los microbios regeneradores, la vida en la Tierra no sería sostenible, la biosfera entera se pudriría, y los seres vivos enfermarían.  

Anuncios

2 Respuestas a “Tercera Ley de la Ecología: La naturaleza es la más sabia

  1. Gracias por tu este blog, es de mucha ayuda. Lo he descubierto hace poco pero lo seguiré con mucho detenimiento. Me interesa todo lo relacionado con la limpieza ecologica. Yo utilizo este lote de productos ecológico, que compré también recientemente. Os dejo el link para que lo echéis un vistazo por si os puede interesar:

    http://www.zonaintegral.com/moda-hogar-y-belleza/deal/view/306/lote-de-8-productos-para-higiene-y-limpieza-eco

    Gracias, un saludo,
    Juan

    • Hola Juan,

      Muchas gracias por tus comentarios y por seguir nuestro blog. Los próximos post estarán centrados básicamente en la biotecnología EM, su configuración y sus aplicaciones.

      He echado un vistazo a la página que nos has recomendado, gracias, es muy interesante.

      Seguimos en contacto para cualquier pregunta que tengas sobre esta eficiente y natural tecnología.

      Un saludo
      Nuria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s